PANORAMA DESDE EL PUENTE

Honor, justicia, ley, amor, odio, impulsos irrefrenables, obsesión, pasiones, celos... con el transfondo de la inmigración ilegal en el Nueva York de los años 50.
Estos son los ingredientes de "Panorama desde el puente", una de las mejores obras de Arthur Miller. Y esta es una de las obra que vamos a representar este año en "No Es Culpa Nuestra".
En esta páginas te hablaremos de la obra, del autor, de los personajes, de la época, del entorno social, de los entresijos de un montaje tan complicado y de nuestra visión del mismo.
Si no conoces la obra o quieres conocerla más a fondo, este es tu sitio.

LA GUÍA DE LA BUENA ESPOSA

lunes, 4 de febrero de 2008

Creo que es un buen documento para entender el modo de vida en el Nueva York de 1954. Aunque fue publicado en el "Housekeeping Monthly" en 1955, por la cercanía de la época nos da una referencia muy útil sobre las penurias a las que, en "Panorama desde el puente", estarían sometidas las mujeres como Beatrice, Catherine o la Sra. Lipari. Y tambien nos puede dar una idea de lo fuertes que debían ser para soportarlas.

La traducción aproximada sería:

1.- Ten la cena lista. Planéala con antelación, incluso la noche anterior, para tener una deliciosa comida lista, a tiempo para su regreso. Esta es una manera de hacerle saber que has estado pensando en él y te preocupas por sus necesidades. La mayoría de los hombres están hambrientos cuando llegan a casa y la perspectiva de una buena comida (especialmente su plato favorito) es parte de la necesaria bienvenida a casa.
2.- Prepárate. Tómate 15 minutos para descansar de modo que estés fresca cuando llegue. Retoca tu maquillaje, ponte una goma en el pelo y luce fresca. Él lleva todo el día con trabajadores.
3.- Debes estar contenta e interesarte un poco más por él. Su aburrido día puede necesitar un estímulo y uno de tus deberes es dárselo.
4.- Ordena los trastos. Haz un último viaje por la mayor parte de la casa justo antes de que tu marido llegue.
5.- Recoge los libros del colegio, juguetes, papeles, etc, y pasa una balleta por las mesas.
6.- Durante los meses más fríos del año deberías preparar y encender un fuego para calentarle. Tu marido sentirá que ha llegado a un cielo de descanso y orden, y te dará un estímulo también. Despues de todo, preocuparte por su comodidad de llenará de una inmensa satisfacción personal.
7.- Prepara a los niños. Tómate unos minutos para limpiar las caras y manos de tus hijos (si son pequeños), peinales, y, si es necesario, cámbiales de ropa. Ellos son pequeños tesoros y a él le gustará verles jugar. Minimiza el ruido. A la hora de su llegada elimina todo el ruido de la lavadora, secadora o aspiradora. Trata de hacer que los niños estén tranquilos.
8.- Sé feliz al verle.
9.- Saludale con una sonrisa cálida y muestra sinceridad en tu deseo de complacerle.
10.- Escúchale. Puede que tengas docenas de cosas importantes que decirle peor la hora de su llegada no es el momento correcto. Deja que él hable primero - recuerda, los tópicos de su conversación son más importantes que los tuyos.
11.- Haz que la tarde sea suya. Nunca te molestes si llega tarde a casa o sale a cenar, o a otros lugares de entretenimiento sin tí. En lugar de esto, trata de entender su mundo de cansancio y esfuerzo y su muy real necesidad de estar en casa y descansar.
12.- Tu objetivo: trata de asegurarte que la casa es un lugar de paz, orden y tranquilidad donde tu marido pueda renovarse en cuerpo y espíritu.
13.- No le recibas con quejas y problemas.
14.- No te quejes si llega tarde o incluso pasa fuera toda la noche. Cuéntalo como un mal menor comparado con lo que él ha tenido que pasar durante todo el día.
15.- Hazle sentir cómodo. Deja que repose la espalda en un cómodo sillón o que se tumbe en la cama. Ten una bebida, fría o caliente, lista para él.
16.- Arregla su almohada y ofrcete a quitarle los zapatos. Hablale con voz baja, tranquilizadora y agradable.
17.- No le preguntes sobre sus acciones o cuestiones sus juicios o su integridad. Recuerda que es el amo de la casa, y como tal siempre ejercitara su voluntad con justicia y veracidad.
18.- Una buena esposa siempre conoce su sitio.

En fin, como diría mi abuela, para mear y no echar gota. Y la pobre pensaba que nos llevaban décadas de adelanto.

Estas situaciones se dan, de uno u otro modo, en "Panorama desde el puente". Es más imagino que la excasez de recursos a la que estaba sometida la familia de Eddie Carbone, Beatrice y Catherine agravaría la situación femenina.

5 comentarios:

Beatrice dijo...

Gracias por poner esto aquí!!! Yo tengo un libro de la sección femenina, que también me vale, es del estilo.

Anónimo dijo...

Pues a mí me parecen buenos consejos... para ambas partes de una pareja, claro.

Mucha mierda!

laura dijo...

Ay, ay , ay!!
menos mal k Katie está akí para luchar por la liberación de la mujer.

Después de todo, sin más optimismo que el realismo óptimo, el mundo un día será femenino!!
gracias a todas las k luchan cada día, cada instante por ello!

Anónimo dijo...

Así se cuida los maridos es lo normal ellos están cansados y quando vengan tienen que tener todo preparado tranquilidad y limpio y cena en la mesa yo estoy orgullosa de cuidarlo así se lo merece

Anónimo dijo...

Lo mejor esvtenetlo todo limpioves mi opinion