PANORAMA DESDE EL PUENTE

Honor, justicia, ley, amor, odio, impulsos irrefrenables, obsesión, pasiones, celos... con el transfondo de la inmigración ilegal en el Nueva York de los años 50.
Estos son los ingredientes de "Panorama desde el puente", una de las mejores obras de Arthur Miller. Y esta es una de las obra que vamos a representar este año en "No Es Culpa Nuestra".
En esta páginas te hablaremos de la obra, del autor, de los personajes, de la época, del entorno social, de los entresijos de un montaje tan complicado y de nuestra visión del mismo.
Si no conoces la obra o quieres conocerla más a fondo, este es tu sitio.

ÉPOCA

sábado, 26 de enero de 2008

Aunque parezca una soberana gilipollez una de las dificultades más grandes que hemos encontrado a la hora de enfocar el montaje de "Panorama desde el puente" ha sido establecer la fecha en la que transcurre la acción.

En principio, todo el mundo tiende a pensar que está situada en los años 50, supongo que porque fue la época en que se escribió, ya que rara vez alguien da una razón para ello.

Sin embargo, uno no puede evitar intentar ser más listo que los demás (ni acabar siendo más tonto), así que, a pesar de lo que todo el mundo dice, tiende a pensar que todo el mundo se equivoca. Estupideces de la naturaleza humana.

Inicialmente tomamos como punto de partida la fecha de edición de la canción "Paper Doll", de los Mills Brothers. Esta canción aparece en el primer acto de "Panorama desde el puente" y está fechada en 1942. Fue un hit en las listas de éxitos durante ese año y el siguiente.

Además, Alfieri, a quien Miller describe como "un abogado de unos cincuenta años", dice en su monólogo inicial: "Cuando vine a este país tenía venticinco años. En aquella época Al Capone, el más grande de los cartagineses estaba aprendiendo su oficio en estas mismas calles, y a Frankie Yale lo partió por la mitad una metralleta en la esquina de Union Street".

Si uno investiga un poco encuentra que Al Capone estuvo en Nueva York hasta 1919, por lo que Alfieri se estaría dirigiendo a nosotros, en 1944. Pero por otro lado, Frankie Yale murió en 1929, por lo Alfieri se estaría dirigiendo a nosotros en 1954. Curioso dilema, ¿no? Para acabar de embrollar el tema, hemos de decir que este monólogo de Alfieri se produce con posterioridad al desarrollo de la historia, pero no se sabe cuanta, con lo que cualquier fecha durante esos diez años podría ser válida.

Buscando por otro lado podemos encontrar que Arthur Miller creó esta obra a partir de una historia real que le contaron en 1947. Así que se podría pensar que situó el argumento en la época en que realmente ocurrió, es decir, antes del 47.

Finalmente, como persona inteligente que soy me percaté de un pequeño detalle. Entre 1939 y 1945 tuvo lugar un pequeño acontecimiento histórico llamado Segunda Guerra Mundial. Y dado que Arthur Miller no hace absolutamente ninguna referencia al tema es razonable suponer que la acción no se desarrolla en esos años.

Tras muchas tribulaciones e investigaciones decidimos que, finalmente, y sin probabilidad de error la acción transcurre en 1954.
¿Que cómo llegamos a esta conclusión? Fácil. Los padres de Wally nacieron ese año y al chico le hacía ilusión. Lo que son las cosas.

0 comentarios: